Terapias y formación

Espacio KAIRABA, está integrado por un grupo de personas unidas al proyecto de Vida y todo lo que repercuta positivamente en la salud de las personas bien sea de una forma física , mental, emocional o espiritual. Terapias naturales enfocadas también en el proceso de la mujer en su fertilidad, maternidad, crianza y en el desarrollo del bebé. Kairaba viene del mandinka, lengua africana, significa "GRAN PAZ". Un espacio diseñado para que te encuentres como en casa, con una atención personalizada y orientada a que cuando te vayas desees volver. Te esperamos!.

La Filosofía de Edward Bach

“Cada uno de nosotros tiene una misión divina en el mundo y nuestras almas utilizan nuestra mente y nuestro cuerpo como instrumento para llevar a cabo ese trabajo, de forma que cuando esos tres elementos trabajan al unísono el resultado son una salud y una felicidad perfectas”.

Dr. Edward Bach

bach-colour-logo

Para comprender mejor el sentido de la obra del Dr. Bach, es necesario partir de las bases de la concepción del ser humano y del universo. Bach postuló la existencia de una polaridad básica entre dos instancias: el alma y la personalidad. El alma es lo permanente, lo inmortal, la energía esencial, lo trascendente; y la personalidad es lo transitorio, lo mortal, lo accidental y lo inminente. La meta del alma es alcanzar la perfección, esto como equivalente en este contexto al proceso de individuación o realización. El camino para tal fin consiste en el recorrido de un proceso de evolución que finalizaría con el alcance de la perfección. Este proceso de evolución va desde la falta de completud, del error, a la verdad, de la ignorancia al conocimiento y del defecto hacia la virtud.
Nuestra vida actual no es más que una continuación del proceso evolutivo, “un día de colegio”. El hombre encarna para obtener conocimiento y experiencia y así corregir, rectificar los errores, defectos o faltas que lo hacen imperfecto. Vivir es, entonces, una oportunidad de continuar avanzando, y uno de los instrumentos con que cuenta el hombre para hacer posible este crecimiento de su nivel de conciencia es la enfermedad. Bach dice: “… la enfermedad, en apariencia tan cruel, es en sí benéfica y existe por nuestro bien y si se la interpreta correctamente nos guiará para corregir nuestros defectos esenciales”.

Anuncios